Inteligencia Emocional – Dr. Goleman

A petición de una seguidora de Zaragoza, hoy en el post vamos a hablar sobre Inteligencia Emocional (IE en adelante). Todo el mundo que haya oído este concepto, es muy probable que le venga a la mente el famoso Dr Daniel Goleman. Pues bueno, el origen de la IE viene de la mano del libro “Frames of Mind” del Dr. Howard Gardner, quien se inició en el mundo de las inteligencias múltiples (todavía aún no se habían nombrado como Inteligencia Emocional). Y que luego, en manos de Goleman, se difundió rápidamente.

El termino Inteligencia se define como “la aptitud que nos permite recoger información de nuestro interior y del mundo que nos rodea, con el objetivo de dar la respuesta más adecuada a las diferentes situaciones que vivimos en el día a día”. Pongamos un ejemplo: en función del sitio, o del entorno en que nos encontremos, sabemos cómo saludar, cómo ir vestidos y más o menos qué decir…

Volviendo al tema de la IE, el Dr. Goleman reconoce dos tipos de mentes, la mente que piensa (mente racional) y la mente que siente (mente emocional). De este modo, el Dr. define la IE como “conjunto de destrezas, capacidades y competencias no cognoscitivas que influyen en la habilidad de una persona para conseguir el éxito enfrentando exigencias y presiones”, es decir, conjunto de habilidades que de manera INconsciente influyen en la persona para conseguir que se dé la respuesta más exitosa e inteligente posible. En otras palabras, una buena IE nos ayuda a sobrevivir en el medio y salir airosos de situaciones complicadas.

En el vídeo que se muestra a continuación, se ve un experimento con niños a los que se les explica que si esperan un tiempo sin comerse el caramelo que tienen delante, cuando vuelva el examinador se podrán comer ese y otro más. Este vídeo es un claro ejemplo de la mente emocional (la que no piensa en el futuro, se mueve por instintos, por gratificaciones inmediatas) y la mente racional (la que planifica, pospone recompensas porque sabe que la espera le da mejores resultados)

https://www.youtube.com/embed/wTIqlZe-ets“>http://

Pero, ¿cómo lograr ese buen equilibrio entre ambas mentes? Goleman relaciona las mentes que tienen una buena IE, con determinadas competencias tanto personales como sociales.

Por lo que, según Goleman, la IE se relaciona con:

–  Competencias personales:

Autoconocimiento

Autocontrol emocional

Motivación

–  Competencias sociales:

Empatía

Habilidades sociales

Hombres y mujeres con una inteligencia emocional desarrollada se comportan de manera social y alegre, con una notable capacidad de compromiso, asumiendo responsabilidades, siendo solidarios, expresando sentimientos abierta y adecuadamente y comunicándose de forma fluida. En muchas ocasiones estamos de “bajón”, desanimados, tristes, apáticos…tal vez hemos tenido un mal día, tal vez algo no salió cómo esperábamos, tal vez queramos tirar la toalla y pensemos “no sirvo, no valgo, esto no es lo mío, debería dedicarme a otra cosa… qué desastre”. En estos casos la IE es el motor que mantiene arriba nuestros niveles de ánimo y motivación. Y en estas situaciones, ¿tú cómo te animas, cómo te motivas, qué sueles hacer? Para esos momentos de “lo dejo todo/me rindo”, os dejamos un vídeo de esos que sin saber por qué, motivan. ¡Ánimo! Piensa que la vida es un conjunto de momentos, y que el valor emocional de muchos de ellos sólo depende de ti!!!

https://www.youtube.com/embed/78KQ31-BDH0“>http://

Deseamos que os haya gustado y que os sirva en el día a día!

Anuncios